Cursos Montessori y Disciplina Positiva

1. ¿Cómo empiezo con el Método Montessori?

Esta suele ser la pregunta más repetida. Desde que me llegó este post de ShikobaKids  siempre os lo enlazo. No puedo estar más de acuerdo con todo lo que proponen desde este magnífico blog y no tengo nada más que añadir:

  • Primero leer y leer (y aquí estás, leyendo este curso)
  • Después, antes de comprar, reflexionar sobre los principios que sustentan esta pedagogía, que irás conociendo en breve
  • Y por último, tener claro que el hogar no es una escuela y que tendremos que adaptarnos a nuestras circunstancias personales y familiares

Siempre os digo que observéis mucho a vuestros hijos como si fuéramos “un guardián entre el centeno”, sólo para proteger, sin intervenir, sin corregir, sin ayudar. Solo de esta observación podremos seguir la máxima de María Montessori “Sigue al niño”.

 

2. ¿Qué lecturas me recomiendas sobre el Método Montessori? ¿Dónde me puedo formar?

Siempre cuento que yo llegué a Montessori gracias a la necesidad de autonomía de Abril. Su interés por valerse por sí misma sin ayuda ha marcado nuestra crianza, buscando información para favorecerlo, me topé con la filosofía Montessori, realicé una búsqueda en mi biblioteca y me llevé dos libros “Como obtener lo mejor de tus hijos” de Tim Seldin (estupendo pero está descatalogado) y el maravilloso “Enséñame a hacerlo sin tu ayuda” de Maja Pitamic. Os he preparado una bibliografía bien completa, podéis verla aquí: Bibliografía Montessori. Recordad que tendréis también siempre el enlace en la página principal del curso.

libros-montessori-1-1024x683

Estos libros abrieron mi mente y mi corazón, luego hice la formación con Colette y me terminé de enamorar, tanto que llevo ya cinco formaciones con ella, también me formé en inglés con KHT Montessori y Montessori From the Earth de Lisa Nolan, he hecho formaciones con varias guías como Martha Graciela y pequeños seminarios con otras guías. En España hay varias formaciones para profesionales (Universidad de Vic, Montessori Figueres, Montessori Canela y Guadalupe Barbolla en Valencia, Galicia y próximamente Madrid)  y también para familias (Colette Parent, Celine Haumery y Jaisa Educativos). Y ahora también mis cursos online Montessorizate. Estarán en breve, ¡espero que os gusten!

ÍNDICE

INICIO DEL CURSO

1.1 María Montessori. Educación para la Paz

1.2 Bibliografía

1.3 Diez dudas frecuentes sobre el Método Montessori

1.4 Cómo empezar con el Método Montessori

1.5 11 formas de fomentar la autonomía de los niños inspiradas en el método Montessori

1.6 Fantasia y realidad. Tradiciones

1.7 Cuentos y libros infantiles según Montessori

1.8 Diez consejos para leer con niños

1.9 El Cumpleaños Montessori

1.10 El juego del silencio

1.11 Creatividad: Las extensiones del material en Montessori

1.12 Estereotipos de género y Montessori

2.1 Los cuatros planos del desarrollo según Montessori

2.2 Los tres pilares del primer plano

2.3 La mente absorbente y los periodos sensibles. Crisis del desarrollo

2.4 Rol del adulto en Montessori

2.5 Premios, castigos y halagos “vacíos”

2.6 Resolución de conflictos. La mesa de la paz en el hogar.

2.7 Las “Rabietas”. Definición. Tipos. Consejos

2.8 Conflictos entre hermanos

2.9 Ambiente preparado, riesgos de no tenerlo

2.10 Montessorizando una casa Caso práctico

3.1 El dormitorio Montessori

3.2 Dormitorio de Colecho vs Cama baja Montessori

3.3 Control de esfínteres según Montessori

3.4 Baby Led weaning y Montessori

3.5 Alimentación según Montessori

3.6 Desarrollo bebés. Gráfico

3.7 Desarrollo bebés. Por etapas

4.1 La Cocina

4.2 El Baño

4.3 Salón – Comedor – Cuarto de juegos – Estudio

4.4 La entrada

4.5 Exterior

5.1 ¿Son realmente importantes y necesarios los materiales en casa?

5.2 Para bebés

5.3 Para niños

5.4 Elegir juguetes Montessori-friendly

Reflexión final, despedida y agradecimiento

 

3. ¿Cómo se trata el sueño, el destete, la alimentación complementaria y el control de esfínteres según el Método Montessori?

Muchos me escribís también porqué habéis leído que María Montessori estaba en contra del colecho y la lactancia más allá de los 9 meses. Sinceramente no sé de dónde sale esa información, yo no lo he leído en sus escritos (bien es verdad que tengo aún pendiente por leer), más bien al contrario, pues ensalza estas costumbres como pudisteis leer en el post de la bibliografía. Aunque así fuera, hay que saber relativizar y poner las cosas en su contexto. Hace 100 años no se sabía lo que hoy se sabe sobre lactancia materna, María Montessori era ante todo científica y si hoy viviera estoy segura de que su postura sería la misma que la de la OMS. Sí es verdad que la pedagogía Montessori propone animar a los niños a comer solos, en unas mesitas y sillas bajas (en las escuelas, para un hogar a mí me parecen más apropiadas las tronas evolutivas como la nuestra). Nuestras niñas han comenzado la alimentación complementaria de forma autorregulada, Baby Led Weaning en inglés. Existe un libro de Gill Rapley estupendo, en inglés y traducido al español. Y estoy segura de no equivocarme diciendo que mi amiga Eloísa es la mayor experta en BLW de nuestro país, os invito a su blog Una Maternidad Diferente. En el modulo de bebés encontraréis más información al respecto.

Dentro de la filosofía Montessori, también son habituales unas camitas en el suelo para que duerman los pequeños cuando ellos se sientan cansados, pero a mi me parece una alternativa a las cunas de barrotes, no a la cama familiar. Nosotros tenemos dos camitas a su altura que solo usaban para alguna siesta, pero estoy segura de que estas camitas pueden ser la alternativa perfecta a la cuna de barrotes de muchas familias.

Finalmente, sobre el control de esfínteres, la filosofía Montessori promueve que sea el niño quien decida cuándo y cómo quiere dejar el pañal, no que sus padres unilateralmente, seamos quienes decidamos el momento y la forma de hacerlo. Se habla en inglés de toilet learning, no detoilet training. Se crea un ambiente preparado en el baño para que tenga capacidad para ir al wc u orinal sin depender de nadie y jamás se reprende al pequeño si hay escapes, no hay nada más autocorrectivo que hacerse pis encima.

Todas estas cuestiones son en el fondo de crianza, no de pedagogía. La máxima Montessori es “Sigue al niño” y eso incluye su contexto familiar. Cualquier decisión reflexionada y tomada desde el amor y el cariño es buena para los pequeños, sea cual sea. No permitas que nadie te cuestione o te juzgue, sea cual sea tu opción. Si en algún momento no te sientes cómodo, plantéate si es algo interno, entonces cambía lo que te molesta, o externo, entonces créate una burbuja de paz en la que sólo pueda entrar tu familia. El resto del mundo no tiene NADA que decir.

4. ¿Cómo se resuelven los conflictos según el Método Montessori? ¿Se castiga a los niños? ¿Se les premia?

Siempre se resuelven los conflictos sin castigar, sin gritar, sin amenazar y, en la medida de lo posible, sin intervenir. Más adelante os hablaré sobre la mesa de la paz, un recurso magnifico para resolver pacíficamente los conflictos. Esto es lo que se propone en la pedagogía Montessori, lo que sigue a continuación es mi opinión personal al respecto. No quiero que nadie entienda que considero que los niños deberían crecer sin límites – libertad no es lo mismo que libertinaje-, mis hijas tienen pocos límites pero muy claros y bastante inflexibles. Yo me refiero a que en la medida de lo posible, ante las acciones inadecuadas de nuestros hijos les hagamos saber las consecuencias naturales (podemos dejarles descubrir que si estropea un juguete no podrá jugar más con él, pero no podemos dejarles experimentar las consecuencias de cruzar la carretera solos sin mirar). Me escribís mucho sobre cómo actuar cuando nuestros hijos se pelean en el parque, yo no soy psicóloga, sólo una simple mamá, pero siempre os digo lo mismo, cuando se trata de niños muy pequeños, lo mejor es distraer porque aún no han desarrollado la suficiente empatía. Por supuesto, no podemos tolerar ningún tipo de violencia, ni verbal, ni mucho menos física. Debemos intervenir siempre con suavidad, sin buscar culpables (cuando hay una agresión ambos niños se sienten mal, decir “no se muerde” o “no se pega” en un momento de tensión no solo sirve de nada sino que además es bastante injusto para los niños), separarles con un simple “No podemos permitir que os hagáis daño” y quizás guiarles hacia a algún juego de corro para que gracias al movimiento y el juego cooperativo se disipe la tensión. Sobre los premios y los castigos, cuando compartí un enlace de Alfie Kohn algunos me hicisteis saber que no os había gustado. La visión de la educación que tiene este divulgador a mi me parece excepcional, estoy profundamente de acuerdo con este artículo, que tuve la suerte de leer cuando Abril tenía unos meses de vida. Creo firmemente que los premios y los castigos son peligrosos en la crianza, principalmente porque nuestros hijos nos adoran y con el conductismo podemos conseguir que se comporten como queramos que sean y no como genuinamente son. Ampliaré el tema aquí. Algunos libros que me encantan al respecto son:

5. ¿Permite la fantasía y el juego simbólico el Método Montessori?

No, en líneas generales, en las Escuelas Montessori, no se fomenta ni la fantasía ni el juego simbólico. De nuevo me gustaría tomar una perspectiva histórica, hace 100 años, los cuentos de fantasía se utilizaban para atemorizar a los niños y manipularles para evitar o incentivar ciertos comportamientos. No trataban sobre preciosos unicornios que galopaban por el arco iris, sino sobre brujas que se comían a los niños que se perdían en el bosque. La visión de la infancia que tenía María Montessori es totalmente contraria a esto así que, por coherencia, es lógico pensar que estuviera en contra de los cuentos de fantasía. Por otro lado, opinaba que el deseo de fantasía de los niños era debido a que anhelaban el verdadero conocimiento científico -que se les negaba porque en aquella época se consideraba que no podrían comprender tan pequeños-. Algo parecido ocurría con el juego simbólico, María Montessori pensaba que el juego heurístico era el único recurso que tenían los pequeños para imitar a los adultos, por lo que consideraba que esa necesidad de, por ejemplo, jugar a las cocinitas para emular a los adultos, se suplía con las actividades de vida práctica que proponía, ya que ella había observado que preferían materiales reales a juguetes.

Sobre esto hay mucho que discutir, creo que es lógico que en las Escuelas Montessori no se impulsen ni la fantasía ni el juego simbólico. También creo que en una casa es imposible, primero porque a los niños les encanta y están mucho tiempo en casa – en la escuela solo unas horas-, y segundo porque desde que nacen (el contexto social ha cambiado mucho en los últimos 100 años) se ven expuestos a la fantasía. Ya os conté que “en mi casa jugamos así” en este artículo. Sigue al niño es la máxima 🙂 Profundizamos al respecto enseguida 🙂

6. ¿Cómo organizo mi casa según el Método Montessori?

Ésta es otra pregunta estrella así que le dedico unos cuantos apartados más adelante en el curso. Cada casa es distinta y es necesario que estemos todos cómodos, nosotros estamos todo el rato cambiando cosas. El otro día sorprendí a Abril jugando a “pensar la casa”, cogía el metro medía algún mueble, se sentaba y se ponía un dedo sobre la barbilla y miraba al infinito. Intento no intervenir pero no pude reprimir la carcajada jeje tu hijo es tu espejo 🙂 Organizamos el trabajo en bandejas para que sea más fácil concentrarse y limpiar en caso de accidentes, se utilizan las esterillas para poder delimitar el espacio de trabajo, el orden en casa se relaciona con el periodo sensible para el orden que tienen los peques en su temprana infancia. Piensa mucho como quieres distribuir tu casa, experimenta, cambia, no tengas miedo a equivocarte y dar un paso atrás. El ensayo y error es la clave.

Me gustaría reflexionar, en relación al punto 4 sobre este temor a equivocarnos, creo que viene dado porqué en nuestra infancia jamás se nos ha inculcado el valor del error como el motor del aprendizaje. Se nos ha premiado con los “muy bien” pero jamás nos han dicho (a mí por lo menos) “Genial, te has equivocado, sigue practicando y pronto lograrás lo que quieres”.

7. ¿Por qué son importantes las actividades de vida práctica según el Método Montessori?

Aunque hay gente que puede considerar que son sexistas, no estoy en absoluto de acuerdo, os explicaré en este enlace mi opinión al respecto. Son muy importantes por varias cosas: favorecen la concentración, la autonomía y el aprendizaje empírico por repetición, ensayo y error; además, se favorece el autocontrol y el desarrollo de los músculos de las manos (de las muñecas y la pinza de los dedos). Saber cuidarse solos es lo más valioso a mi juicio y además es prácticamente gratis, un aprendizaje que les acompañará toda la vida. La sensación de autonomía favorece su autoestima, lo que les ayudará a conseguir grandes retos como, por ejemplo, aprender a leer. También me comentáis que Montessori os parece demasiado directivo, es verdad que hay una serie de pasos muy estudiados que se parecen más a un ritual que a la realización de una actividad cotidiana, pero conviene recordar que los pasos de la presentación que realiza el guía, son solo un modelo que el niño reproduce, nunca NUNCA se corrige el error del pequeño, simplemente se repite la presentación si es necesario. Me gustaría poner un ejemplo, si yo quiero hacer un guiso y no sé cocinar y mi madre me dice “simplemente rehoga el sofrito y luego añades la falda” (muy típico de madre, ¿verdad? :P), probablemente me saldrá algo incomible. Sin embargo, si leo una receta bien explicada o veo un programa de Arguiñano, las posibilidades de éxito son mayores, eso no significa que yo no pueda innovar y utilizar calabacín en vez de berenjena o que corte las patatas en tiras en vez de láminas. Según mi forma de entender el espíritu Montessori no tiene sentido decirle al niño cómo, cuándo y de qué manera se utiliza un material determinado y si el niño no juega exactamente como consideramos, regañarle (salvo que no respete el material o a los compañeros, claro).

8) ¿Cómo aprenden matemáticas los niños con el Método Montessori?

Otra de las máximas Montessori es el aprendizaje de lo fácil a lo difícil, de lo concreto a lo abstracto y siempre aislando la dificultad. Por eso, los materiales Montessori son manipulativos. Antes de proponer a los niños materiales propiamente Montessori (en este orden, listones rojos y azules, números de lija, caja de husos, numerales y contadores, etc.) es necesario que realicen previamente una serie de actividades: aprender la correspondencia 1-1, clasificación, conocer libros y canciones de contar y juegos de secuencias. Nada de esto es difícil o caro de conseguir, ¿verdad? Cuando aprenden matemáticas, los niños utilizan las dos manos (por ejemplo, manejando un ábaco), lo que implica activar ambos hemisferios cerebrales y, en consecuencia, un aprendizaje integral. Hoy la ciencia confirma algo que la Dra. Montessori intuía simplemente observando a los niños.

No es necesario que los materiales sean Montessori para que sean manipulativos. Malena de Aprendiendo Matemáticas propone estupendos cursos para familias y muestra cómo desarrollar materiales caseros DIY a bajo precio, os animo a visitar su web.

9) ¿Cómo aprenden lectoescritura los niños con el Método Montessori?

En el mundo de la educación respetuosa hay una cierta polémica respecto a cuál es la edad adecuada para enseñar a leer a los niños. La pedagogía Waldorf y los países nórdicos apuestan porque no se les enseñe a los niños a leer hasta los 6-7 años, hasta esa edad lo más importante es el juego libre. El periodo sensible según Montessori para aprender a leer es anterior. Personalmente pienso que ambas posturas llevan razón. Creo firmemente en el juego libre durante estos primeros años, pero también sé que hay niños que QUIEREN leer en su primera infancia. He visto a mi hermano pequeño llorar de frustración porque quería leer como el resto de la familia, lo consiguió con 4 años y con el método silábico tradicional. Las capacidades y la voluntad van siempre juntas, a veces de la mano, pero a veces se tocan solo con los dedos. Si bien es cierto que la completa madurez de los niños es a los 7 años, os recuerdo que la máxima Montessori es seguir al niño, tanto al que quiere aprender con 4 como el que desea hacerlo mas tarde. No se fuerza el aprendizaje. Aprender a leer es un proceso complejo para niños pequeños; Montessori permite aislar la dificultad y ajustar el deseo de conocimiento con las habilidades de los pequeños: Por ejemplo, como aún no puede sostener del todo bien el lápiz y tener fuerza para escribir, se utiliza un alfabeto móvil para que pueda escribir a la velocidad que va su cerebro, no su mano. Se aprende a escribir paralelamente (normalmente un poco antes) que a leer, se utilizan materiales manipulativos (letras de lija, bandeja de sémola y alfabeto móvil) porque los pequeños aprenden con la información que le transmiten sus sentidos. Os recomiendo encarecidamente el Libro de Lynne Lawrence. Y leed mucho, MUCHISIMO a vuestros hijos. Enseguida hablamos también sobre ello 🙂

10) ¿Por qué son tan caros los materiales del Método Montessori? ¿Dónde compro materiales?

Los materiales oficiales de Nienhius son carísimos, son especiales para las escuelas por su calidad y su precisión extrema, pero nosotros bien los fabricamos caseros, bien los compramos a Jaisa Educativos, que tienen una calidad relación precio excepcional. Sandra tiene un gran conocimiento sobre los materiales de Montessori, Waldorf y diversos métodos educativos, está formada en Pedagogía Blanca y, además, ofrece cursos por toda España. El proyecto sostenible que propone me parece digno de admirar y además colaboro en su web desarrollando contenidos. Es por eso que siempre os recomiendo su web para comprar materiales. También tienen preciosos juguetes de madera para los niños, así como juegos de exterior. Hay otros materiales, sobre todo para la mesa de luz, libros y demás, que solemos comprar en Amazon. También en Book Depository si son antiguos y/o están descatalogados. También me preguntáis por Aliexpress, he comprado algunas cosas: Mini cilindros, Mini torre rosa, puzles, un binomio, un alfabeto móvil y una bolsa misteriosa. No repetiría, es verdad que te ahorras dinero, pero tarda mucho en venir, a veces paran las cosas en aduanas (si compráis os recomiendo que dividáis los envíos) y además los materiales no son tan buenos como los de Jaisa y las descripciones llevan a error (o directamente estafa como me paso con la Torre Rosa, que después de una disputa me devolvieron el dinero). Los mini cilindros son muy bonitos y la diferencia de precio con los verdaderos es abismal, pero son tan fáciles que enseguida se cansa Abril, el binomio sigue oliendo a plástico, la bolsa misteriosa tiene los sólidos demasiado pequeños para tener una percepción sensorial adecuada. Los puzles están bien por ese dinero y el alfabeto móvil sí que nos gusta mucho, ¡pero me estoy volviendo loca para hacerle una caja!

Iremos viendo poco a poco todo esto en este curso gratuito, os dejo de memento esta cita que me apasiona.

Muchas veces me imagino que hay un montón de niños jugando en un campo de centeno. Miles de niños. Y están solos, quiero decir, que no hay nadie mayor vigilándolos. Solo yo. Estoy al borde de un precipicio y mi trabajo consiste en evitar que los niños caigan en él. En cuanto empiezan a correr sin mirar adónde van, yo salgo de donde esté y los cojo. Eso es lo que me gustaría hacer todo el tiempo. Vigilarlos. Yo sería el guardián entre el centeno. Te parecerá una tontería, pero es lo único que de verdad me gustaría hacer. Sé que es una locura.

Bendita locura y feliz aprendizaje 🙂

¿Te ha gustado? Puede que a tus amigos también les interese, ¡comparte!

¡Hola!
Esperamos que estés disfrutando de nuestros curso gratuito.
Sólo queremos recordarte que en la lección final tienes un enlace para registrarte y conseguir un descuento de bienvenida para cualquiera de nuestros cursos de pago. Míralos aqui 🙂

Si quieres registrarte  -y recibir el descuento y noticias y contenido en exclusiva -.pincha aquí.

Sigue disfrutando y no te olvides, si te ha gustado, comparte.
Bei 🙂

(Si quieres cerrar la ventana, pincha en la aspa situada a la arriba a la derecha.)

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Cursos Montessori y Disciplina Positiva. Educación con respeto, sin gritos ni castigos