Cursos Montessori y Disciplina Positiva

Uno de los planteamientos más interesantes de la filosofía Montessori son los Cuatro Planos del Desarrollo, idea que generó María Montessori unos años antes de su muerte y en el que queda patente que para ella lo más importante en la educación de un niño son los primeros años de su vida, de los 0 a los 6 años y, más concretamente, la primera etapa hasta los tres años.

Según este planteamiento, el niño pasaría del nacimiento hasta la vida adulta gracias a cuatro periodos distintos: Los cuatro planos del desarrollo, cada uno de los cuales difiere del anterior, pero todos forman parte de un proceso indivisible, y lo más importante, no completar uno de los planos “adecuadamente” podría tener graves consecuencias para los posteriores. Por suerte, sin embargo, somos resilientes los seres humanos, ¿no os parece?.

María Montessori se sirvió de dos esquemas para explicar esto: el primero era más geométrico y abstracto y el segundo más concreto y orgánico. No pueden ser más distintos, pero se complementan perfectamente. Las imágenes son de NAMTA. Si queréis profundizar os animo a que leáis este documento de NAMTA – si leéis en inglés- o este en castellano, pero os explico brevemente en que consistía su planteamiento.

Primer esquema: El ritmo constructivo de la vida.

cuatro planos desarrollo montessori

Fuente: NAMTA

María Montessori consideraba que el crecimiento no se daba en forma lineal, sino que se produce en una serie de fases, con altibajos, que marcan el ritmo al que se construye el hombre que será el niño, mediante una serie de metamorfosis por las que el niño renace hasta convertirse en un hombre adulto. En cada periodo se produce un aumento progresivo de las sensibilidades para luego decrecer hasta dar lugar a una nueva fase de desarrollo.

La infancia y la adolescencia son los periodos de creación (en rojo), donde se producen más cambios, y la niñez y la madurez son los periodos de desarrollo (en azul), que gozan de más estabilidad al desarrollarse las habilidades de la etapa anterior. Todo este esquema está marcado por la finalidad de la naturaleza, que el niño se construya a sí mismo como hombre.

Por otro lado, se observa en la parte inferior de la imagen un gráfico de causalidad que, al contrario del gráfico anterior, muestra cómo se administran los contenidos en el sistema educativo, en el que aumentan progresivamente, sin tener en cuenta la naturaleza de los niños y jóvenes y sus periodos sensibles y necesidades. Asimismo, el aprendizaje se produce por causa (profesor) y efecto (alumno). Realmente es algo para meditar cuando pensamos en nuestras tasas de fracaso escolar…

Segundo esquema: El bulbo

Al contrario que en el primer esquema, en el que simplemente introducía el concepto del ritmo del desarrollo, en este se puede ver la gran importancia que Maria Montessori otorgaba a la infancia, especialmente al periodo de 0 a 3 años, el embrión espiritual. La adolescencia, también en color rojo, es también un periodo de muchos cambios, pero no goza de la importancia del primero. La niñez y la madurez son momentos tranquilos, en verde.

Destaca también la flecha ascendente de la finalidad, que nos indica que el desarrollo los primeros años es vertiginoso y que poco a poco va estabilizándose hasta llegar a ser una línea discontinua en la ultima fase de la madurez (21-24 años).

En la parte inferior del esquema, relaciona cada uno de los periodos con un sistema de educación alternativo, que no podía ser usado indistintamente en cada una de las etapas, al contrario del Método Montessori, que constituye un sistema de educación integral.

Os dejo este resumen de ambos gráficos por si lo queréis descargar y profundizar en las lecturas que os adjunté.

cuatro planos desarrollo

Hace más de 50 años que Maria Montessori plasmó sus teorías sobre la importancia de cuidar la infancia de los niños, pero hoy día, todavía hay personas que creen que la educación empieza en la universidad. El único momento en el que podemos influir de alguna forma en nuestros hijos es en esta etapa, cuando su mente es absorbente y asimila nuestros valores como propios, porque lo único que les importa es el ejemplo que les ofrecemos nosotros. Si queremos jóvenes interesados por la ciencia, la historia o el arte, el momento de ofrecérselo es en la infancia, de lo contrario puede que ya no quieran saber nada de ello en la adolescencia.

Ya os he citado más veces esta frase:

“Siembra en los niños ideas buenas, aunque no las entiendan… los años se encargaran de descifrarlas en su entendimiento y de hacerlas florecer en su corazón. María Montessori”

Pues es lo que intento con mi blog y con este curso, sembrar en vosotros ideas bonitas, ofreceros nuestra experiencia de crianza y educación de nuestras hijas, aportaros alternativas si sentís que el camino marcado no es para vosotros. En definitiva, explicaros que otra forma de educar no basada en premios, ni castigos, ni gritos, ni chantajes, es posible.

¿Te ha gustado? Puede que a tus amigos también les interese, ¡comparte!

 

ÍNDICE

INICIO DEL CURSO

1.1 María Montessori. Educación para la Paz

1.2 Bibliografía

1.3 Diez dudas frecuentes sobre el Método Montessori

1.4 Cómo empezar con el Método Montessori

1.5 11 formas de fomentar la autonomía de los niños inspiradas en el método Montessori

1.6 Fantasia y realidad. Tradiciones

1.7 Cuentos y libros infantiles según Montessori

1.8 Diez consejos para leer con niños

1.9 El Cumpleaños Montessori

1.10 El juego del silencio

1.11 Creatividad: Las extensiones del material en Montessori

1.12 Estereotipos de género y Montessori

2.1 Los cuatros planos del desarrollo según Montessori

2.2 Los tres pilares del primer plano

2.3 La mente absorbente y los periodos sensibles. Crisis del desarrollo

2.4 Rol del adulto en Montessori

2.5 Premios, castigos y halagos “vacíos”

2.6 Resolución de conflictos. La mesa de la paz en el hogar.

2.7 Las “Rabietas”. Definición. Tipos. Consejos

2.8 Conflictos entre hermanos

2.9 Ambiente preparado, riesgos de no tenerlo

2.10 Montessorizando una casa Caso práctico

3.1 El dormitorio Montessori

3.2 Dormitorio de Colecho vs Cama baja Montessori

3.3 Control de esfínteres según Montessori

3.4 Baby Led weaning y Montessori

3.5 Alimentación según Montessori

3.6 Desarrollo bebés. Gráfico

3.7 Desarrollo bebés. Por etapas

4.1 La Cocina

4.2 El Baño

4.3 Salón – Comedor – Cuarto de juegos – Estudio

4.4 La entrada

4.5 Exterior

5.1 ¿Son realmente importantes y necesarios los materiales en casa?

5.2 Para bebés

5.3 Para niños

5.4 Elegir juguetes Montessori-friendly

Reflexión final, despedida y agradecimiento

¡Hola!
Esperamos que estés disfrutando de nuestros curso gratuito.
Sólo queremos recordarte que en la lección final tienes un enlace para registrarte y conseguir un descuento de bienvenida para cualquiera de nuestros cursos de pago. Míralos aqui 🙂

Si quieres registrarte  -y recibir el descuento y noticias y contenido en exclusiva -.pincha aquí.

Sigue disfrutando y no te olvides, si te ha gustado, comparte.
Bei 🙂

(Si quieres cerrar la ventana, pincha en la aspa situada a la arriba a la derecha.)

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Cursos Montessori y Disciplina Positiva. Educación con respeto, sin gritos ni castigos