UN VERANO SIN DRAMAS POR LAS PANTALLAS

Límites desde la conexión, desde el respeto, sin gritos, castigos, chantajes, sermones, ni amenazas es posible

Imagina que…

… en tu casa deja de haber peleas costantes por las pantallas todos los días
… piensas en la infancia de tus hijos y te quedas con la sensación de que lo estás haciendo bien
… tienes la certeza de que estás sabiendo acompañar su relación con las pantallas de la mejor forma posible

PERO LA REALIDAD SE PARECE MÁS A ESTO:

Te encanta estar con tus hijos, pero en cuanto entran las pantallas en escena, te dan ganas de gritar y mandar lejos la educación en conexión.

Sabes que el modo en que informas los límites es vital, pero no acabas de entender cómo hacerlo y terminas por posicionarte, sermonear, castigar o amenazarlos.

Cuando apagas la tele / consola /móvil, su reacción te asusta tanto que no eres capaz de acompañarlos emocionalmente y acabas reprimiendo sus sentimientos.

O peor, cediendo y dejando de ser coherente, y pensando que le estás haciendo un lio a tu peque.

Cuando pasa en público o delante de otras personas, te sientes criticada y enjuiciada por tu forma de criar y, sobre todo, te avergüenzas de ti misma.

Ves vídeos, reels, libros o podcast sobre pantallas e infancia, y acabas más liada de lo que estabas antes, porque cada experto te dice lo que tienes que hacer (y encima no coinciden).

A veces acabas gritando, y es habitual que acabes sumergida en la culpa y acabes compensando, dando de más (para no tener que sentir culpa), pero nunca es suficiente, porque parece que piden todavía más.

Y todo esto te hace sentir profundamente frustrada porque te acuerdas de tus veranos de bocata de nocilla en la mano y horas para jugar y tu sueño de “infancia perfecta e inolvidable”, se rompe en trocitos cada día, porque sientes que no tienes una línea clara que seguir.

¿Piensas que estás dando tumbos y esto perjudica a tus hijos?

Tranquila, acompañar las relaciones con las pantallas y los conflictos derivados es, con diferencia, una de las tareas más difíciles de llevar a cabo para las familias que desean educar desde el respeto y la conexión.

Quizás ya llevas un tiempo en el camino de la educación consciente y la mayoría del tiempo crees que lo estás haciendo bien, pero de repente, las pantallas acaban rompiendo la armonía y no sabes qué hacer.

A veces necesitas estar un rato tranquila y enciendes la tele, pero al cabo de un rato quieres apagar y entonces,  empieza el conflicto, tu cuerpo se tensa y quieres que pare, así que te dan ganas de gestionarlo con tu automático, el que aprendiste de pequeña, aunque, en el fondo,  sabes lo nocivo que es reprochar o gritar… Respiras… Pero tu cuerpo sigue diciéndote: ¡Peligro! Y, al cabo de unos minutos de negociación, acabas resolviendo como no querías, y te sientes frustrada, triste y culpable…

Así que es posible que ahora estés pensando que las herramientas que has aprendido no son útiles, porque te sientes sobrepasada y cansada. Parece que todo es más fácil cuando usas el control, los chantajes, amenazas, sermones o gritos, todo lo que habías prometido no hacer… Y tus peques están tan confusos y obsesionados por las pantallas que no puedes soportarlo tampoco.

Respira. No estás sola. Aquí te entendemos.

Mira…

Decirte que somos los futuros recuerdos de nuestros hijos e hijas no es nuevo para ti. Y si ahora mismo estás frustrada porque no tienes claro qué recuerdos estás construyendo, es urgente que hagamos una pausa para saber en qué dirección tirar.

La infancia es el recreo en el que vamos a salir a jugar el resto de nuestra vida y empieza en casa. Pero, no siempre es fácil acertar con lo que necesitan realmente tus hijos e hijas.

Puede que estés pensando que solo es cuestión de esforzarte más (y cuidarte menos) porque los días son cortos y los años son largos.

Y seguramente estés ya dando lo mejor de ti. Y estoy absolutamente segura de que tus hijos e hijas también lo ven.

Pero nada de esto va a servirte de mucho si no vas a la raíz de tus dificultades: entender que lo que estás haciendo no solo no funciona, sino que quizás hasta pueda perjudicar vuestra conexión.

Llegados a este punto tienes dos opciones:

Puedes seguir improvisando, sabiendo que nosotros “no hemos salido tan mal” y que cualquier mejora bienvenida sea (y está bien, aquí no vamos a juzgarte).

O puedes descubrir qué necesitan los niños y las niñas, y tratar de construir un clima familiar armonioso, en el que, por supuesto, existan las pantallas, pero no condicionan vuestra armonía familiar.

Puedes aprender a acompañar la relación entre tus hijos y las pantallas de manera diferente, siguiendo los principios de la educación en conexión (Disciplina positiva, Montessori y Círculo de seguridad) desde hoy.

PUEDES ACOMPAÑAR LAS RELACIONES ENTRE TUS HIJOS Y LAS PANTALLAS SIN PERDER LA CONEXIÓN DESDE HOY MISMO

Sabemos por propia experiencia que no es nada fácil. Y también sabemos que lo difícil es más sencillo cuando se hace en compañía. Conocemos un sistema que te ayudará a entender qué necesitáis como familia y cómo llevarlo a cabo, a través de:

Reflexiones sobre los riesgos y beneficios de las pantallas según la edad y sobre qué habilidades de vida queremos favorecer en el largo plazo . Lo veremos en la sesión 1, en la que, además, nos pondremos cara.

Comprender qué significa la pertenencia y la relación que tiene con las necesidades de las criaturas. Veremos por qué los niños y niñas expresan sus necesidades con el comportamiento y no con sus palabras.  Lo veremos en la sesión 1 también y descubriremos que, aunque te equivoques, tú puedes ser la figura parental que necesitan tus hijos. Si sabes cómo.

Información para entender las creencias que hay detrás de la problemática a la hora de poner límites por las pantallas (spoiler, la problemática es de las figuras parentales). En la sesión 2 te darás cuenta de que las pantallas son reflejo de cómo vives realmente la crianza. Un 2 X 1, pantallas y resto de cuestiones de crianza .

También reflexionaremos sobre autonomía y ambiente preparado, y aprenderemos cómo una casa que sea CASA va a ser como tener otra figura parental más. En la sesión 2 empezarás a reflexionar sobre las luchas de poder que tenéis todo el tiempo.

Algunas nociones sobre Inteligencia Emocional que te van a ahorrar mucho tiempo (realmente te van a ahorrar muchas lágrimas) a la hora de acompañar a tus hijos e hijas. La clase 3 va a ser clave para descubrir por qué lo que has estado haciendo hasta ahora para acompañarlos no funciona como tú querías y cómo puedes comunicarte mejor.

Descubrir el motivo por el que nos está costando acompañar sus emociones cuando ponemos el límite sobre las pantallas. La sesión 3 va a ser, como ves, intensa. Y reveladora.

Un montón de herramientas para repensar la mejor forma de motivar a tus peques y evitar los castigos para centrarte en soluciones, así como reenamorarte del concepto “tiempo de conexión”. Todo esto lo veremos en la sesión 4. 

BONUS: Si eres de las primeras 25 personas en reservar tu plaza, tendrás también una sesión extra en directo «Familias ayudando a familias en los conflictos entre pantallas». No te hago spoiler pero, realmente, creo que es lo más bonito del curso.

 

Un verano sin dramas por las pantallas es mucho más que un conjunto de herramientas.

UN VERANO SIN DRAMAS POR LAS PANTALLAS

Acompañar sus relaciones desde el respeto, sin gritos, castigos, chantajes, sermones, ni amenazas

¿Por qué es diferente este curso?

Primero, la formación es en directo, aunque luego la grabaremos. Esto permite crear unas conexiones mucho más cercanas, te darás cuenta de que tu familia no está sola y que las dificultades que crees que solo hay en tu casa, están en todas.

«Un verano sin dramas por las pantallas» será un curso eminentemente práctico, y eso es diferente a consumir contenido y ya, es un GPS que no solo te ayudará a conducir, sino que en el futuro te ayudará a recalibrar la ruta cuando estés perdido. Cada lección incluye deberes-quereres-preguntas de indagación, en las que descubrirás de dónde nacen tus reacciones para que puedas aceptarlas, y desde ahí, construir relaciones renovadas entre tus hijos e hijas, con ellos y contigo misma.

 No, ya lo sabes bien si eres parte del alumnado, no vamos a decirte lo que tienes que hacer, suena tentador pero es “pan para hoy y hambre para mañana”.

Vamos a acompañarte a que descubras lo que tú ya sabes que puedes hacer, nosotros tenemos la información de las necesidades que puede haber detrás de la búsqueda de pantallas, pero tú tienes la información de las necesidades de tu familia. Vamos a estar contigo, pero no vamos a darte peces, vamos a ayudarte, acompañarte y alentarte para que aprendas a pescar, y dejar de repartir en partes iguales, en lugar de darles el cubo. O incluso, que vengan contigo a pescar.

Vamos a hacer algo más que darte herramientas, vamos a acompañarte en el proceso de entender por qué tus peques hacen lo que hacen cuando se trata de pantallas, a dejar de ver muchos comportamientos como un GRAN problema y a enfocarte en soluciones.

Tendrás una tribu en la que sostenerte y todo nuestro acompañamiento. Y podrás repasar las veces que quieras, porque el contenido que grabaremos no caducará. Los peques crecen, la adolescencia llega, y recordarás que te dije: “niños pequeños, problemas pequeños; niños grandes, problemas grandes”. Sí, los retos cambian, y los dibujos animados se convierten en horas de móvil, por ejemplo, pero las bases que sentamos hoy, nos servirán para toda la vida, así que este curso lo podrás revisar siempre que lo necesites porque te va a acompañar de por vida.

Y, realmente, el mejor activo del curso somos nosotros. En mi caso, Bei, porque odio el conflicto con todas mis fuerzas y vivo un conflicto continuo, también por las pantallas, con cuatro muchachas intensas en casa, cada día de mi vida. Cada día. Casi cada hora. Y yo, pues soy muy intensa también, las cosas como son. No pienses que soy perfecta, precisamente voy a compartirte todas y cada una de mis cagadas errores y qué aprendí de ellos, para ahorrarte muchos años de sufrimiento mientras encuentras respuestas. Miguel tiene mucha experiencia en programar y sintetizar cuestiones complejas y se va a encargar de que todo sea práctico, útil y conciso, así cómo de ofrecer una versión diferente, porque su lógica privada es muy distinta a la mía.

¿QUÉ INCLUYE?

h

4 clases en directo

En las que tendrás:
Una parte de teoría en la que descubrirás por qué te cuesta tanto educar en conexión a la hora de enfrentarte a las pantallas
Una parte de práctica, en la que ganarás herramientas para poder pasar con más facilidad de la teoría a la práctica, según la edad y momento de tu hijo/a.
Una parte de resolución de dudas, en las que te darás cuenta de que todos tenemos las mismas dudas y reflexionaremos sobre cómo resolverlas.
Una parte de reflejo de la reflexión posterior, en la que podrás reflexionar sobre tu actuación ante el comportamiento de tus hijos e hijas.

l

1 cuaderno de trabajo (Workbook) en formato PDF editable o listo para imprimir

Cuando escribimos tenemos una conversación con nosotras mismas en la que ordenamos todas nuestras ideas. Te ayudará a asentar toda la metodología y darte cuenta de por qué lo que te ocurrió en el pasado te dificulta estar en el aquí y en el ahora.

Foro de acompañamiento y sesiones en directo

Tendrás acceso a un grupo de trabajo con el resto de alumnado del curso, encontrarás personas afines a tu forma de crianza porque juntos avanzamos más.

Tendrás sesiones en directo en las que haremos dinámicas prácticas y resolveremos todas las dudas que surjan para que puedas hacerlo con más aliento, y sobre todo, en compañía.

Si en algún momento no puedes asistir en directo, las sesiones estarán grabadas, y tendrás todo lo positivo de ir a tu ritmo y repasar siempre que quieras + el calorcito de la tribu + nuestro acompañamiento.

Imprimibles

Y además tendrás unos materiales adicionales para que puedas tenerlos bien visibles, como recordatorio de lo que sí estás haciendo, en vez de machacarte con lo que todavía no. Y los podrás poner a la vista, para que en ese momento en el que escuchas el conflicto y, simplemente, quieres que pare y sientes el impulso de gestionarlo como hacían en tu casa, puedas respirar, respirar a tiempo, con tus imprimibles como mantra.

Acompaña hoy a tus hijos e hijas

UN VERANO SIN DRAMAS POR  LAS PANTALLAS

Acompañar desde el respeto, sin gritos, castigos, chantajes, sermones, ni amenazas

Olvídate de gritos diarios (los tuyos) por las pantallas
¿Cómo quieres que recuerden tus hijos estos años en CASA?

Olvídate de ir improvisando sin saber muy bien qué estás haciendo
¿Qué tipo de influencer de gestión de pantallas quieres ser para ellos y ellas?

Olvídate de sentir que la culpa te paraliza cada vez que DesGestionas un conflicto por las pantallas
¿Qué ejemplo quieres dar sobre los errores a tus hijos e hijas?

Olvídate de la versión beta y dile hola a una versión de ti que sabe comunicarse,
sabe qué hacer cuando hay un conflicto por las pantallas y sabe cómo puede reparar sus errores cuando se le olvida.

QUIENES SERÁN TUS PROFES

Beatriz es consultora en inteligencia emocional (Máster Universidad de Málaga) y guía Montessori (Comunidad infantil y taller, asistente Montessori en Casa de niños y Secundaria) y ahora mismo se dedica al acompañamiento de personas desde un ámbito multifactorial desde su experiencia como educadora de Disciplina Positiva y consultora motivacional (EC by Lynn Lott y Agile Courage), Técnico en neurodesarrollo, Máster en Secundaria y la amplia formación en infancia y adolescencia (Gestalt, Psicología individual, Círculo de seguridad, Escucha Activa, Comunicación No violenta Mindfulness -MBSR, MSC, Infancia-, acompañamiento en la educación activa, Pikler, Reggio-Emilia, Escuela Bosque, BrainGym y reflejos primarios, entre otros). Es autora de cuatro libros y tiene cuatro másteres inacabados desde hace entre 4 y 12 años.

Miguel Ángel es docente en secundaria desde hace quince años, padre de familia numerosa (4 niñas de entre 4 y 12 años). Es Educador de Disciplina positiva para el aula desde 2016, técnico en neurodesarrollo, asistente Montessori (Primaria y Secundaria) y está formado también en neuropsicoeducación, Gestalt para la infancia y adolescencia, Psicología individual, Apego- Círculo de Seguridad para el aula y la adolescencia, Escuela Bosque, Escucha Activa, Comunicación No violenta, Acompañamiento en la educación activa, Aprendizaje constructivista, Innovación educativa,  BrainGym, reflejos primitivos, Experto Universitario en Altas Capacidades y experto en acompañamiento del TDAH, condición que comprende en primera persona. Ponente en ABJ (sobre el uso de juegos de mesa como recurso educativo) y coautor del libro Educar en conexión.

NONE
¿Quieres ver también nuestra cara B?

Este es nuestro CV oficial, en el figuran -como lo llaman mis hijas – «los papeles», pero realmente no es el que nos representa… Este si:

Nacimos en el 83, el mismo verano y según los médicos casi el mismo día, solo que uno tuvo que nacer antes y otro decidió nacer después, y llevamos haciendo justo lo contrario desde entonces. Y esta polaridad es ya parte de nuestras vidas.

Una siempre ha querido ser profe  y otro lo decidió en la universidad y lo hizo justo al terminar. Uno no se acuerda ni de si quería tener hijos y otra quería tener cuatro desde que era pequeña. Uno es muy casero, y el sueño de la otra es vivir en una furgoneta camperizada Uno es forofo de los buenos juegos de mesa y otra es feliz jugando hasta a la brisca. Uno es fan de las buenas películas y otra de todas las películas. Una odia los videojuegos y otro cantar y bailar. Y viceversa. Una adora viajar y conocer culturas nuevas y otro prefiere las emociones fuertes como comer pipas en el jardín.

Como ves, compartimos pocas aficiones, pero las que si compartimos, las gozamos muchísimo (la naturaleza, la lectura, los museos y la historia, pero sobre todo compartir tiempo con las niñas).

Empezamos juntos en el Instituto así que hemos crecido juntos, y esto tiene una cara A muy bonita y una cara B kilométrica, así que entendemos perfectamente lo que es tener dificultades de convivencia en pareja, que quizás piensas que son por tu crianza actual, pero realmente vienen de lo que tú decidiste en tu propia crianza.

De hecho, este curso que estás a punto de hacer nos costó largas discusiones, pero nos quedamos con la satisfacción de los cientos de familias que han pasado por él. No, no somos perfectos pero estamos empezando a ver los errores como oportunidades y queremos que nos acompañes en este camino tú también.

¿Todavía te lo estás pensando?

Mira, si has llegado hasta aquí, con todas las tareas que sabemos que tienes ahora mismo en tu cabeza, déjanos decirte algo: ahora mismo, tu cerebro está buscando una excusa.

No es mi momento, no puedo invertir este dinero, no tengo tiempo…

Tu cerebro te está cuidando, no quiere gastar energía en algo que es muy costoso (y reflexionar sobre lo que llevas haciendo años y años es además de costosísimo, doloroso) y no quiere añadir ni una tarea más.

Una parte de ti dice “si no hemos salido tan mal, solo con hacerlo un poquito mejor ya es mucho” y otra parte de ti dice “ pero y si pudiéramos salir de la infancia fortalecidos en vez de pasar toda la vida reparando aquello que no hicieron tan mal”.

Cierra los ojos un momento. Pon una mano en tu corazón y otra mano en las tripas. Visualiza qué quieres recordar en 30 años. Visualiza qué tipo de relaciones quieres tener con tus hijos e hijas. Esa relación se está construyendo hoy. Se está construyendo también la relación que tendrán también con sus hijos e hijas, e incluso su pareja.

Si dudas, ojalá puedas escuchar a tus tripas.

Lo sabes bien… si has llegado hasta aquí es porque sabes que Un verano sin dramas por las pantallas es lo que necesitas como familia.

*Son plazas limitadas

VERSIÓN

mentorizada

PRECIO LANZAMIENTO HASTA EL 9 DE JULIO

PROMO PRIMERA EDICIÓN

79€

(0 3 plazos de 27€)

✓ Clase SEMANAL en directo vía zoom

✓ Acceso permanente al curso

✓ Cuaderno de ejercicios

✓ Con un foro para resolver tus dudas

✓ Con resolución de dudas y casos prácticos 

✓ Con grupo de Telegram de conexión en tribu

X Sin asesoría privada,
para tratar tus dudas en profundidad

VERSIÓN

MENTORIZADA PLUS

PRECIO LANZAMIENTO HASTA EL 9 DE JULIO

PROMO PRIMERA EDICIÓN

149€

(0 3 plazos de 51€)

✓ Clase SEMANAL en directo vía zoom

✓ Acceso permanente al curso

✓ Cuaderno de ejercicios

✓ Con un foro para resolver tus dudas

✓ Con resolución de dudas y casos prácticos 

✓ Con grupo de Telegram de conexión en tribu

✓ Con una asesoría privada, para tratar tus dudas en profundidad

PLAZAS MUY LIMITADAS

FECHA DE INICIO: 5 DE JULIO

DURACIÓN: 5, 12, 19 y 26 de julio

 

CIERRE DE INSCRIPCIONES EN AMBOS FORMATOS:
4 DE JULIO

O CUANDO TERMINEN LAS PLAZAS LIMITADAS

ALGUNAS DUDAS FRECUENTES

Su título va aquí

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

¿PARA QUE EDADES ESTÁ RECOMENDADO?

Las dificultades con las pantallas comienzan desde muy temprano, primero, porque las dudas sobre lo que necesitan o lo que es bueno para los más peques no siempre está claro, y continúan en la infancia y la adolescencia, entrando en juego videojuegos, móvil, táblet... De todo vamos a hablar en el curso, y vas a salir con las cosas más claras, tengan tus peques la edad que tengan.

¿Cómo funciona el acompañamiento?

Tendremos varios webinar (talleres online) en directo en los que practicaremos dinámicas, aprendereis a buscar vuestras propias soluciones y resolveremos dudas. También tendréis un grupo de telegram, voluntario, en el que compartir día a día y que podréis mantener el contacto de la tribu incluso después del curso.

¿Sirve solo para el verano?

Para nada, lo que aprendas en este curso, te servirá para el resto del año.

El verano es el momento ideal para hacer este curso, porque en nuestra experiencia, por conciliación y las dinámicas fuera del curso escolar, hacen que aumenten los conflictos por ellas. 

Y si no tenéis problemas en verano, tendrás todo el verano para reflexionar cómo quieres que sea este curso.

Si mi pareja no me apoya en esta forma de crianza, ¿me servirá el curso?

Muchas de las personas que han pasado por nuestros cursos se han encontrado en esta situación inicial y el resultado final suele ser más compasión y aceptación a su pareja y menos necesidad de control y sermonear a la otra figura parental. Al tiempo que los resultados positivos saltaban a la vista y la otra figura parental, desde la curiosidad y no desde la imposición, se acercaba. Como el contenido no caduca, podéis repetirlo juntos si en otro momento tiene interés.

Y a las familias monomarentales / monoparentales, ¿nos sirve el curso?
Sin duda, de hecho, creemos que lo que vamos a compartir es más necesario para ti que para otras familias, porque no tener mucho relevo y tener toda la responsabilidad puede ser agotador y tener claras tus opciones te puede ayudar muchísimo a que tu sistema nervioso esté lo más regulado posible.
¿Y si llegó tarde y ya no puedo aplicarlo con mis hijos e hijas?

Sin duda, no llegas tarde. Dicen que el mejor momento para plantar un árbol fue hace 30 años y el segundo mejor momento, es este.
No, no llegas tarde. Hemos tenido hasta abuelas en los cursos y es maravilloso ver cómo se dan cuenta de determinadas acciones, pueden hacerse cargo y reparar. No, no llegas tarde.
De hecho, llegas justo a tiempo, la adolescencia es una segunda oportunidad, un momento de cambios a nivel cerebral, se produce una poda sináptica (de neuronas) y es justo el momento perfecto para reparar y volver a vincularnos desde un lugar seguro.

¿De verdad es este el curso que necesito para acompañar el uso de pantallas?

Bueno, eso no podemos decírtelo. Hay respuestas que sabes solo tú, aunque claro, si te lo estás planteando, pues seguramente sí, es justo lo que necesitas.
Si tu día a día es una balsa de aceite, hay pocos conflictos, los pocos que hay los puedes encauzar bien, hay libertad y también respeto en tu casa y casi nunca te sientes culpable o perdido sin saber qué hacer y tienes una tribu de personas con la que compartir tu crianza, quizás no necesites ese curso. Aunque muchas personas que estaban en esa situación, han experimentado una mejora significativa al poder reflexionar y ordenar todo lo que ya sabían.
Ahora, si no estás en esta situación, sí, seguramente lo necesitas.