1. Introducción: Disciplina Positiva hoy

Inicio Foros Eduquemos en positivo – primavera 2022 1. Introducción: Disciplina Positiva hoy

Mostrando 12 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #47367
      BeiMontessorizate
      Superadministrador

      Aquí podéis debatir 🙂

      1. Elaborar la lista de retos a las que nos enfrentamos cada día con nuestros hijos o nuestros alumnos.
      2. Reflexionar sobre si somos firmes o amables en nuestro día a día
      3. Anota en tu cuaderno del curso y/o comenta en el foro lo siguiente:
        Resultados positivos de ser única y exclusivamente amable.
        Resultados negativos de ser única y exclusivamente amable.
        Resultados positivos de ser única y exclusivamente firme.
        Resultados negativos de ser única y exclusivamente firme.
      4. ¿Qué herramientas has utilizado hasta ahora? ¿Han funcionado?
    • #47395
      pikiynadia
      Miembro

      Buenas tardes, venía yo muy convencida a escribir sobre el punto número 1 pensando que iba a ser fácil y me estoy dando cuenta que es más complicado de lo que pensaba. En mi caso mis retos diarios son varios; desde que termina el desayuno y empezamos con lo de porqué tengo que lavarme los dientes ,no me apetece; hasta la hora de irse a la cama diciendo porqué tengo que lavarme los dientes, lávamelos tú. Ommmmmmmm. Según voy escribiendo, voy borrando porque se supone que son retos para mí y me doy cuenta de que ,lo mismo , son retos para él. Mi hijo me suele retar ante las rutinas o normas(lavarse los dientes, irse para casa, irse a dormir, hacer tareas del cole, ordenar sus cosas)todo lo que sea decir hay que hacer…..él remolonea lo más grande.Reconozco que cuando lo digo cinco veces desde el cariño ya la sexta me veo desbordada y para no perder papeles le dejo llevar el control y no le digo nada. Ahí hace las cosas pero más tarde de lo previsto y cuando estamos hablando de llegar puntuales al cole o estar a buena hora en la cama me cuesta mantener el control y la paciencia. Mi otro reto diario es saber poner límites adecuadamente, sobre todo con la gestión de la televisión y tiempo de pantalla. Lo reconozco, me llevo fatal con las nuevas tecnologías y no sé cómo gestionarlo para que entienda mis razones sin que le parezca un capricho mío. Aquí reconozco que el reto es con mi hijo y con mi pareja. Reto doble. Me ha costado redactarlo porque no sé si me he explayado mucho o se me quedan retos sin expresar. Ahora toca reflexionar sobre los siguientes puntos. 🙂

      • #47526
        patribc
        Participante

        Ayyy en nuestro caso, el lavarse los dientes también es un momento súper estresante y que genera mucho conflicto. Con nuestra mayor no fue así, pero ahora con las dos peques (no tan peques, porque tienen ya 6 años) no hay manera. Es una lucha constante 🙁

        Igual el irse a dormir por las noches, el «peor» momento del día en nuestra casa (para los adultos, claro, no para ellas jeje).

    • #47518
      desireediaz
      Participante

      Buenas tardes Pikiynadia,
      Ains …. como os entiendo. Puedo empatizar con vosotros perfectamente y siento no saber ayudarte.
      Yo estoy aqui para aprender y practicar a tener relaciones humanas mas sanas, comenzando por mi pequeño 3 años y medio y finalizando por todo quien me rodea.
      Todo cuanto se de DP es por Bei. Y aqui estoy, para aprender y llevarlo poco a poco a la practica.
      Aún así, despues de leer, y releer y tomar conciencia de todo cambio y el tiempo que conlleva llevarlo a la practica … voy avanzando aunque se me encasilla algún problemilla que no soy capaz de superar.
      Los gritos y la falta de educación acaban con toda mi armadura, mi paciencia y mi gran trabajo de autoconocimiento, autocuidado y estudio en DP. Y el gran problema radica en mi pequeño, que ha comenzado a gritar y ha decir «NO ME DA LA GANA HACERLO», entre otras. El contesto no es descontestualizado con un niño. Este tipo de mensajes mi pequeño me lo da en situaciones de riesgo para él o para otros, lo cuál además de agacharme e indicarle que entiendo su necesidad de …. pero que es mi responsabilidad cuidar de él o de otros y tiene que atenderme.
      Aplico DP desde previo a nacer mi pequeño. Esta en un colegio AMI (Casa del mar montessori) y todo cuanto nos rodea va en sintonia con la educación que quiero darle, pero a veces,,,, me fallan las maneras.
      Se que es dificil comprender cuando uno no esta como testigo. Pero prometo que hago tiempo fuera en positivo y mas herramientas de DP para sobrellevar la situación, pero no me funcionaa. He acabado por tirar de la disciplina tradicional. Me enfado (no grito) pero me enfado y entonces es cuando mi peque reacciona.
      En fin … no quiero aburrir. Solo quiero aprender y sentirme comprendida por progenitores, profesores y cuidadores que quieren abordar problemas de la vida diaria con sus hijos, o sus parejas, familiares y cia de una forma digna, respetuosa y amorosa.

      Gracias por todo.

      Por cierto, ¿mañana es al final el primer webinar?

      GRACIAS DE CORAZON,

      FELIZ LUNES.

      • #47630
        pikiynadia
        Miembro

        Buenas noches, aunque no lo creas me has ayudado ya sólo con el hecho de sentirme comprendida. ¡¡Un abrazo!!

    • #47521
      iron131284
      Participante

      1 Elaborar la lista de retos diarios
      Seguir rutina y horarios
      Conflictos entre hermanas
      Ser más amables a la hora de gestionar situaciones diversas (conflictos, límites…), mejorar el autocontrol y gestión de nuestra rabia.
      Relativizar y priorizar los límites o situaciones conflictivas, darle a cada situación la importancia que realmente tiene y no hacer un drama de nimiedades.

      2 Reflexionar sobre si somos firmes o amables en nuestro dia a dia

      En nuestro caso, hay situaciones que tenemos ambas, según la situación somos mas amables o más firmes, aunque entendemos la disciplina positiva en ser amables y firmes a la vez.

      3
      A-Resultados positivos de ser única y exclusivamente amable:
      El clima es más calmado ( sin gritos) y el límite se entiende mejor por parte de la criatura

      B-Resultados negativo de ser única y exclusivamente amable:
      Muchas veces no funciona de manera inmediata y acabas gritando

      C-Resultados positivos de ser única y exclusivamente firme:
      Ninguno…

      D-Resultados negativo de ser única y exclusivamente firme
      Se genera miedo en l@s niñ@s y no hay argumentos para que entiendan el límite o explicación

      4 ¿Qué herramientas has utilizado hasta ahora? ¿Ha funcionado?

      Hemos puesto límites de manera amable y a veces funciona y otras no.
      Otras veces hemos intentado usar la herramienta de la negociación y ha sido útil.
      En otras ocasiones de mayor tensión o de poca paciencia o cansancio por nuestra parte, hemos amenazado y usado consecuencias, muchas veces no naturales ni lógicas.

    • #47523
      marycharo8
      Participante

      Cada día nos enfrentamos a innumerables retos. En casa, mi hijo remolonea y prefiere hacer otras cosas, en lugar de hacer «lo que toca» porque es un niño y sobre todo, su padre, pierde los nervios. Yo intento no perderlos, respiro e intento ver de qué manera hacerlo mejor. Cuando volvemos de la calle, le cuesta bajar el ritmo y hacer las «rutinas propias antes de irse a dormir». Imagino que no quiere que termine el día y le cuesta mucho el tránsito que supone pasar de estar activo a estar dormido. Pero alguna vez, se ha ido a la cama llorando y eso me «rompe el corazón».
      En el trabajo, en las aulas, me cuesta mantener la motivación, cuando alguna actividad no funciona, intento cambiarla o negociar con algo que les guste, pero no siempre funciona y mantener el orden es difícil si no te pones seria y, a veces, enfadada. Si les das mucha confianza, a veces se lo toman como poca autoridad. Es difícil mantener ese término medio o equilibrio.

      En mi día a día procuro que prime la amabilidad y comprensión, pero a veces, las prisas hacen que se pierda ese equilibrio.

      Creo que en el equilibrio está la virtud, no puedes ser única y exclusivamente amable, ni única ni exclusivamente firme, ya que debería de haber amabilidad y firmeza en las herramientas que utilizamos.

      Hasta ahora, no suelo gritar, ni en casa, ni en clase, aunque si digo que nunca lo he hecho, mentiría, pero desde que soy madre y desde que recuerdo que de pequeña, no podía soportar los gritos en el colegio, por parte de un maestro que lo hacía continuamente, grito mucho menos, solo en momentos desesperados de caos que no sabes muy bien qué hacer y se pierden los nervios, no sé por dónde.

      Mi estrategia es ante alumnos nerviosos, irritados, que se calmen, invitándolos a respirar, a llorar si lo necesitan, a soltar, y una vez que pasa la tormenta, hablar de lo que ha pasado e intentar buscar soluciones juntos.

      Con los alumnos me suele funcionar, más o menos, pero en casa, con mi niño de 4 años, me resulta más complicado llegar a acuerdos y que fluya todo con armonía.

    • #47524
      maria_emma
      Participante

      1. Elaborar la lista de retos diarios:
      -Horas de la comida, dormir, la vuelta de algún sitio donde se lo está pasando muy bien(el parque, la ludoteca, la piscina…) me gustaria aprender a gestionar mejor estos momentos.
      -Momento rabietas: me gustaría aprender a guiar estas explosiones.
      -El remoloneo que comentan mis compañeras a la hora de vestirse, salir de casa…
      -En mi caso también me encuentro que el entorno me supera. Antes no era consciente de todo esto pero desde que he empezado a leer sobre disciplina positiva por todos lados veo actitudes que no me gustan y no se cómo actuar. Ejemplo: mi hija llora y alguien que no nos conoce se para y lo único que dice eres un bebé porque estás llorando, o cuando toca irse del parque no quiere, se agarra a algo con fuerza, se esconde y patalea y la gente empieza con sus comentarios: qué desobediente es, no te hace ni caso, no controlas a tu hija… en fin, así muchas situaciones que me superan en el día a día.

      2.Somos firmes o amables:
      Pues a veces me siento patinando, me cuesta encontrar el equilibrio entre firmeza y amabilidad.
      Imagino que esto aprenderemos a lo largo de este curso.

      3.
      A) Resultados positivos de la amabilidad: mi hija se siente más conectada a mi y con más predisposición a colaborar cuando se le habla con respeto. Aprende a tratar con amabilidad.

      B) Resultados negativos de la amabilidad: se pueden volver egoístas y verse perdidos sin una figura que les haga de guía.

      C) Resultados positivos de la firmeza: adquisición de normas y el respeto por las mismas. Tener un orden en la vida.

      D) Resultados negativos de la firmeza: se sienten desconectados de nosotros, pueden aparecer luchas de poder, sentirse ninguneados, que no pueden contribuir en la familia, y hacer las cosas por miedo.

      4. Herramientas utilizadas:

      – La escucha, intento que sienta vista y entendida.
      – Opciones limitadas
      – Explicar las normas con representación de juegos.
      – En momentos de prisas, estrés diario, me cuesta no utilizar el chantaje o la amenaza.

      Sí funcionan pero me gustaría aprender más herramientas de las primeras, y lograr desechar de mi vida las últimas.

      • #47629
        pikiynadia
        Miembro

        Maria Emma, cuánto te entiendo , a mí antes me afectaba lo que el entorno comentaba o nos decía; pero prioricé por mi propia salud mental , y lo más importante es cómo se siente mi hijo en ese momento. Yo tampoco sabía qué responder a los adultos en esos momentos de manera respetuosa (si no sé responder de manera respetuosa prefiero no responder)así que me centraba en nuestro micromundo empatizando y validando emociones dirigiéndome a mi pequeño. Y pensaba :»necesito un curso de disciplina positiva en adultos» que aún tengo pendiente. En esos casos apoyarme en mi tribu de mamis y ver que no sólo la «incomprendida»era yo me bastó para reafirmarme en mis acciones y creencias.

        • #47642
          remediosemma
          Miembro

          BUENOS DÍAS, YO ME SIENTO IGUAL.
          EN MI CASO SOY MAMÁ DE UNA BEBÉ DE 14 MESE, CON LA QUE APLICAR LA DISCIPLINA POSITIVA ES FÁCIL, CUANDO ESTAMOS SOLAS, OS EXPLICO:
          NUESTRA FAMILIA ESTÁ COMPUESTA POR MAMÁ Y PAPÁ, Y DOS NIÑAS: EMMA, LA BEBÉ Y MARTA, ADOLESCENTE DE 14 AÑOS QUE ES HIJA DE MI PAREJA.
          TODO BIEN,PERO TODOS TENEMOS UNA MANERA DIFERENTE DE PENSAR Y DE ACTUAR, PUESTO QUE MARTA TIENE EL MISMO PENSAMIENTO ANTICUADO Y TROGLODITA QUE SU PADRE, DADO QUE SU EDUCACIÓN LAMENTABLEMENTE FUE ASÍ, Y AUNQUE YO INTENTO HACERLA VER LAS COSAS DESDE OTRO PRISMA, ES COMPLICADO PORQUE EN NUESTRA CASA Y EN LA DE SU MADRE LAS COSAS SON MUY DIFERENTES.
          ME SIENTO TODO EL DÍA JUZGADA Y CUESTIONADA, TODO LO VEN MAL, O QUE ESO ES UN INVENTO, O MIL COMENTARIOS MÁS.
          A TODO ELLO SUMALE QUE VIVIMOS EN UN PUEBLO PEQUEÑO, DONDE CADA VEZ QUE VAMOS A DONDE SEA SOMOS LA COMIDILLA, YA SEA PORQUE EMMA VA DESCALZA, PORQUE HACE BLE O PORQUE LE DOY LA TETA.
          EL CHUBASQUERO LO LLEVO SIEMPRE PUESTO PARA QUE TODO ME RESBALE, PERO CUANDO NO ENCUENTRAS APOYO NI EN TU PAREJA, TODO ES MUY DIFÍCIL.
          GRACIAS POR ESCUHARME Y PERDÓN POR TODO ESTE ROLLO

    • #47525
      patribc
      Participante

      Hola, buenos días!

      Allá vamos con nuestros mayores retos diarios, que no son todos 🙂

      1. Retos diarios, ordenados según el estrés que nos genera y los que más nos cuestan (a los papás)

      La hora de irse a la cama
      Es el peor momento del día o, al menos, el que vivimos peor y gestionamos peor.
      Yo estoy todas las tardes con ellas y el papá generalmente no, trabaja todas las tardes.
      El caso es que los dos llegamos tan ya agotados al final del día (él de currar y yo de que me vuelvan loca toda la tarde) y solo tenemos ganas de sentarnos juntos, estar tranquilos, charlar entre nosotros (que no nos vemos casi entre diario). Necesitamos ese rato de adultos y de tranquilidad, pero ellas (obviamente) no lo entienden y no hay manera de que se quieran ir a la cama. Así que siempre acabamos con prisas, enfadados y no nos gusta nada terminar así el día. Hemos probado muchas cosas pero nada funciona 🙁

      Peleas (e insultos) entre hermanas.
      Otro tema que no conseguimos gestionar bien y nos estresa (y frustra) bastante. Sobre todo lo llevamos peor con la mayor, que es la que mete más caña a sus hermanas pequeñas. Sé que mucho de su comportamiento es por una meta equivocada, por lo que me hace sentir a mí, pero no consigo redirigirla y ayudarla a sentirse mejor.

      Lavarse los dientes.
      Otra lucha diaria, con las pequeñas (6 años). Este tema estresa mucho más al papá que a mí, pero es verdad que es un momento de conflicto diario porque nunca quieren y cuando lo hacen, lo hacen mal y rápido. La única forma sería lavárselos nosotros pero no creemos que esa sea la solución, porque no es una vez puntual, sería todos los días y todas horas y tienen edad para poder hacerlo ellas perfectamente. De hecho, saben hacerlo pero como «se aburren» y no les gusta hacerlo, no quieren.

      Recoger
      Otro reto diario, que seguro compartís la mayoría 🙂

      2. ¿Firmes o amables?

      Normalmente intento ser firme y amable al mismo tiempo. Es una frase que la tengo grabada e intento aplicarla siempre. Pero reconozco que, a veces, hay situaciones que me superan o me destapo y termino siendo firme pero no tan amable.
      Por cómo me criaron a mí y lo que veo de mi madre, de cómo actúa con mis hijas y cómo recuerdo que actuaba conmigo y mi hermano, yo tiendo a ser más firme (pero de forma amable) que amable solo. Obviamente depende de lo que sea, porque intento ser flexible y razonable. Pero nunca me gustó el hecho de que cuando se dice una cosa en plan firme, no se cumpla luego. Creo que esto no es nada beneficioso para los niños, ni para nosotros. Ese ir pasando de la firmeza a la amabilidad, cuando a uno le conviene o ve que los niños se frustran. Yo procuro siempre cumplir lo que digo, y luego intento estar acompañando la frustración o el enfado (si es el caso).
      Aunque reconozco que no siempre lo hago bien, o todo lo bien que debería.

      3.
      Positivos de Amable
      Los niños se sienten bien porque hacen lo que quieren. Menor frustración y enfado por su parte.

      Negativos de Amable
      Para los adultos, que pierden un poco de control de la situación y puede haber más desorden, más caos a nivel casa y familiar.
      Más complicado que niños aprenden a gestionar su frustración o enfado, o a entender y respetar límites.
      Mayor frustración y enfado en los adultos, cuando se rompe algún límite que ellos pondrían o cuando hay falta de respecto por parte del niño o incluso del adulto a sí mismo.

      Positivos de Firmeza
      Mayor orden en casa. Comportamientos más predecibles. Se sabe en todo momento qué hay que hacer.
      Más tranquilidad en los adultos, que pueden sentirse más seguros con el control de la situación.

      Negativos de Firmeza
      En muchas ocasiones, falta de respecto hacia los niños y hacia sus necesidades.
      Falta de colaboración, de trabajo en equipo. Poca conexión y diálogo entre adultos y niños.
      Posibilidad de falta de autoestima en los niños.
      Podría surgir el miedo hacia el adulto, que hagan las cosas más por temor a las represalias que porque crean que es lo que hay que hacer.
      Falta de entendimiento (y colaboración) en los límites, por parte de los niños.

      4. Herramientas que hemos usado

      Reconozco que hemos usado muchas pero ninguna de forma muy constante, por lo que no hemos podido comprobar bien cuál funciona mejor o peor.

      – Rueda de opciones
      La tenemos para momentos de enfado, estrés, … de las peques, pero no la utilizan mucho.

      – Tiempo fuera positivo
      No nos funciona. Ni para ellas, ni para mí.
      Cuando soy yo la que lo necesito, porque es un momento de estrés y empiezo a notar que me estoy encendiendo y voy a estallar, intento tomármelo para así tranquilizarme y poder gestionar la situación mejor. Pero me resulta imposible porque las peques me siguen y no me dejan sola para que me tranquilice. Y que me persigan, me llamen, me lloren, mientras yo estoy intentando tranquilizarme no me ayuda nada, al revés, me sigue encendiendo más.
      Y cuando son ellas las que podrían necesitarlo, tampoco quieren. Creo que sienten que las estamos echando, para que estén solas. Como una especie de castigo. Por más que le explico que no, que solo se lo sugiero para que puedan tranquilizarse y sentirse mejor. Pero no quieren.

      – Reuniones de familia
      Las hemos intentado alguna vez, pero no conseguimos que sean algo prioritario y que sirva para algo. Sé que aquí yo tengo mucha responsabilidad, porque soy la que siempre tira del carro en todas estas cosas y, en el caso de las reuniones de familia, no lo hago. Es mi prioridad y sé que puede ser la «salvación» para muchos de nuestros problemas.

      – Consecuencias lógicas
      Aunque reconozco que a veces son «castigos» camuflados. En situaciones que se nos van de las manos, o no sabemos gestionar correctamente, o simplemente estamos tan agotados que nos dejamos llevar.

      Seguro que hemos usado más herramientas, pero estas son las que primero se me vienen a la cabeza.

      ¡Menuda chapa os he soltado! jeje

      Un saludo

    • #47627
      ra_limon
      Participante

      Elaborar la lista de retos a las que nos enfrentamos cada día con nuestros hijos o nuestros alumnos.
      Nuestros retos del día a día son las peleas entre hermanos (verbales, no suelen llegar a las manos, más que algún empujón puntual), malas contestaciones (de la adolescente, aunque el pequeño también tiene algunas, puede que aprenda de ella), las pantallas (la mayor ya tiene móvil y si por ella fuera se pasaría el día pegada a él, tiene limitado el rato de móvil por control parental pero si puede pide más y más, y el pequeño tiene un ratito de tablet al día y muchas veces cuesta que la deje una vez suena la alarma para acabar, ahora lo llevamos mejor pero ha tenido broncas monumentales por el tema), poco cuidado del material escolar, mala organización en el estudio y trabajo escolar (la adolescente, el pequeño no suele tener deberes ni le piden ser autónomo como a ella).
      Reflexionar sobre si somos firmes o amables en nuestro día a día
      Me temo que soy más autoritaria/firme que amable. Hace un tiempo que voy intentando cambiar mi mirada pero cuando hay un conflicto me cuesta mucho no caer en lo de antes, en el enfado, en los gritos, en el chantaje…
      Resultados positivos de ser única y exclusivamente amable.
      Niños satisfechos, logran lo que quieren, en teoría mejor ambiente en casa.
      Resultados negativos de ser única y exclusivamente amable.
      Poca empatía de los niños, padres esclavizados, sin control de la situación, niños que no aprenden a ser autónomos, que no aprenden a esperar, niños caprichosos, consentidos.
      Resultados positivos de ser única y exclusivamente firme.
      Obediencia, cumplimiento de normas en casa, orden.
      Resultados negativos de ser única y exclusivamente firme.
      Obediencia por miedo, sumisión, no pensamiento crítico, rebeldía al hacerse mayores
      ¿Qué herramientas has utilizado hasta ahora? ¿Han funcionado?
      Hasta hace poco hemos alternado premios con castigos y amenazas y no nos funciona, me hace sentir mal y además veo que solo nos lleva a una espiral de más castigos. Hace unos meses, tras una bronca grande con mi hija, tuvimos una reunión familiar y la verdad es que han mejorado bastantes cosas desde entonces. Deberíamos repetirla para valorar si todos estamos cumpliendo lo que pactamos y si queremos añadir nuevos pactos.

    • #47628
      pikiynadia
      Miembro

      Buenas noches, cómo me siento de identificada en tantos comentarios ;allá voy con los temas que me quedaban por tratar:
      En mi día a día dependiendo de los momentos puedo ser firme o puedo ser amable, depende de las circunstancias. Aunque reconozco que cuando soy más amable consigo que me rete más ,confío en que existe el equilibrio entre ambas y desearía encontrarlo. Cuando adopto la firmeza a veces me parece ser muy estricta. Surgen dudas.Sentimientos ambivalentes ya que siempre había pensado en una connotación negativa de la firmeza. Y me estoy dando cuenta que no es así.
      Resultados positivos de ser única y exclusivamente amable.Conseguimos un clima más calmado en casa. Estamos relajados y nos respetamos. Mejor comunicación y mayor entendimiento.
      Resultados negativos de ser única y exclusivamente amable. Descontrol, libertinaje, no se adoptarían de manera adecuada los límites y normas por parte de los niños y no habría coherencia en nuestro mensaje. Inseguridad.
      Resultados positivos de ser única y exclusivamente firme. Vida ordenada, mayor control de la situación. Adopción de límites y normas de convivencia.
      Resultados negativos de ser única y exclusivamente firme. Autoritarismo, rebeldía o sumisión por parte de los niños, desconexión emocional, distancia y miedo.
      Si tengo que pensar en qué herramientas he utilizado han sido varias en este periodo de tiempo; validación de emociones; escucha activa; dar opciones; tiempo fuera positivo para todos los miembros de la familia ;rincón de la calma y consecuencias lógicas cuando me veo desbordada y muy retada aunque después me siento como si le hubiera chantajeado. La validación de emociones empatizando y compartiendo lo que siento, la escucha activa y el tiempo fuera positivo es lo que creo que más me funciona. He intentado hacer reuniones familiares pero hasta el momento no han triunfado, me veo en desventaja ante mi hijo pequeño y mi «hijo grande». Tengo que tener más habilidades y más conocimiento sobre los temas que querría tratar.

    • #47631
      marypoppins
      Miembro

      Solo leeros me está sirviendo de mucho. Me siento muy representada en sentimientos y situaciones del día a día…gracias!
      1. Retos diarios
      – Gestionar momento de agitación, donde corretan y se retroalimentan. Se crea mucha complicidad entre hermanos, con muchas risas pero el nerviosismos y el movimiento va en aumento. Me resulta difícil marcar el límite cuando están desbordados de energía. No siempre funcionan ofrecer alternativas.
      – Rivalidad entre hermanos. Podemos acompañarlos cuando discuten, por ejemplo por un objeto, pero si hay agresiones, que es frecuente, no sabemos situarnos, terminamos culpando.
      – La hora de ir a dormir. Nunca fue difícil con el mayor (5a) pero si lo está siendo con el pequeño (2a). Todas las noches llora, está cansado pero no quiere dormir.
      2. La mayoría de las veces somos amables, pero en situaciones donde no conseguimos trasmitir claramente el límite podemos recurrir al autoritarismo por falta de herramientas. Creo que soy una cosa u otra, me cuesta encontrar el equilibrio para ser amable y firme a la vez.
      3. Siendo exclusivamente amables, pueden sentirse perdidos, pero la relación con ellos es mejor, el clima más relajado. Siendo solamente firmes creamos un entorno más predecible pero no establecemos una relación sana, nos sentimos peor.
      4.
      – Tiempo fuera (reconozco que no siempre como algo positivo)
      – Validación de emociones
      – Redirigir cambiando su atención hacia otra cosa
      – Consensuar los límites previamente
      – Ofrecer alternativas
      A veces funcionan otras no. Veo claramente una relación entre mi energía y disposición a la respuesta que pueden dar mis hijos en determinadas situaciones. A veces el agotamiento me puede y soy consciente de que entonces no acompaño de la mejor manera.

    • #47643
      anitarrr
      Miembro

      Buenas, ahí va mi reflexión:

      1. Elaborar la lista de retos a las que nos enfrentamos cada día con nuestros hijos o nuestros alumnos.
      Los conflictos entre hermanos, sobre todo del mayor (6) hacia el pequeño (2). Es básicamente “chinchar” y palabras que molestan al pequeño cada vez más (porque va viendo cuando el mayor quiere molestarle…). Me es bastante difícil de gestionar y si bien intento no intervenir, a veces el llanto y la indefensión del pequeño no me parecen justas… Este tipo de conflictos son diarios y no sé bien qué hacer para atajarlos…
      Random requests del mayor. A veces nos pide cosas que no podemos cumplir de ninguna manera, en plan: vamos a la playa después del cole, o al zoo, o al parque de nosedonde que está súper lejos… Mi marido dice que son peticiones aleatorias a ver si alguna cuela. Hacemos excepciones de vez en cuando que le suelen gustar, pero cada día no es especial y no se pueden hacer cosas especiales cada día…
      La NO escucha: hablar y pedir cosas y como si no fuera con el mayor el tema. Es decir, como si hubiera una sordera selectiva, un filtrado auditivo que según lo que salga de nuestra boca es como ruido blanco y no se procesa. Esa no-escucha por su parte me hace perder los papeles muchas veces.
      La manera de jugar con lanzamiento DIARIO de juguetes… Sin tener cuidado ni por los juguetes ni por el entorno… Me faltan herramientas para gestionar eso…
      El choque de trenes entre el padre y el hijo (personalidades muy iguales), ambos no darán su brazo a torcer en conflictos diarios pequeños… Y yo estoy en el medio. A veces, según mi parecer el padre no tiene razón y a veces el hijo. Cuando es el hijo es más fácil, pero cuando es el padre, no quiero que el niño vea que puede acudir a mi cuando su padre dice que no… Pero realmente el padre está haciendo una montaña de un grano de arena y ahí no sé cómo intervenir…

      2. Reflexionar sobre si somos firmes o amables en nuestro día a día
      Somos más bien firmes, aunque estoy aquí para cambiar ese rumbo… No me gusto cuando me veo firme y seria sin amabilidad, y aplico castigos y a veces también consecuencias lógicas y después sé que no lo estoy haciendo bien con él. En momentos de más conexión, cuando veo que no va a atender a razones, pues entonces conecto con él, empatizo y le dejo hacer. Por poner un ejemplo de ayer mismo: se acaba la hora del parque y hay que ir a casa, pero justo en ese momento él había quedado con un amiguito suyo que iban a hacer ríos de agua con la fuente de la plaza. Veo que no voy a conseguir que quiera venir a comprar y bien, como es algo que en este caso podemos negociar, le digo que un ratito más hasta las 18:00 (son unos 15 minutos más de juego). Ya habíamos tenido discusión el día previo porque se pone CHORREANDO de agua… No es tanto el hecho en sí porque sé que siempre ha disfrutado mucho con el agua y le dejo hacer, pero no tengo tanto calzado y ¡no puede ir con los zapatos mojados al día siguiente al cole! Le pido que mire de no mojarse mucho (lo cual lo cumple mejor que el día anterior, y los pies están secos esta vez, la ropa no tanto xD) y que, por favor, no se meta la botella en la boca (que había pasado por otras bocas antes que la suya y era de un amiguito)… Bueno, esto segundo no lo cumple y le digo que tire la botella que se ha terminado jugar con el agua… Me obedece y no hay mayor conflicto, pero claramente es un castigo. Esto se relaciona con “no escuchar” o no procesar lo que le he dicho 5 minutos antes (al menos me lo parece así). El problema en este caso claramente es mío: hemos tenido unas 3 semanas seguidas de virus y enfermedades infantiles que hasta yo me he contagiado de uno que me ha tenido de baja una semana y es entonces cuando pierdo la conexión y se produce el castigo.

      3. Anota en tu cuaderno del curso y/o comenta en el foro lo siguiente:
      Resultados positivos de ser única y exclusivamente amable.
      El ambiente es positivo. Estamos contentos todos, todos tenemos nuestras necesidades cubiertas y estar juntos y jugar es todo lo que necesitamos.

      Resultados negativos de ser única y exclusivamente amable.
      Libertinaje. Padres y madres insatisfechos porque “todo es para los niños”. No hay balance, ellos piden y se otorga todo. Descompensación de las necesidades reales de todos los miembros de la familia.

      Resultados positivos de ser única y exclusivamente firme.
      No le veo muchos a parte de la obediencia más o menos inmediata.

      Resultados negativos de ser única y exclusivamente firme.
      Esa obediencia se está produciendo desde el miedo y desde nuestra manipulación adulta para que cumplan nuestros deseaos. Aquí la balanza se descompensa al revés, en contra de los niños, pero el ambiente no es agradable ni bueno, rabietas y enfados para todos.

      4. ¿Qué herramientas has utilizado hasta ahora? ¿Han funcionado?
      Las herramientas que he utilizado, o que intento utilizar son las consecuencias lógicas, hasta que en el reto equilibrium vi que podían ser un arma de doble filo… Tengo que hacer pedagogía con mi pareja para que no aplique “consecuencias lógicas” que de lógicas no tienen nada como “si no ordenas, hoy no hay crema de chocolate”. A parte que usar la comida como moneda de cambio es muy peligroso…
      En este sentido tengo el trabajo de hacerlo yo mejor y enseñarle a mi pareja a no hacerlo como lo hace. Como mínimo está dispuesto a escucharme, pero no está muy por la labor de interiorizar otras opción fuera de las consecuencias lógicas que en algún caso nos ha funcionado bastante bien (hoy hemos jugado tanto a trenes antes de dormir que no hay rato más que para un par de cuentos -en vez de tres o cuatro- y aquí no suele poner pegas…). ¡Ahora dudo si esto último está bien aplicado así o no!

      Menudo chapapote he soltado!!! Gracias a todos y todas por compartir experiencias, va bien sentir que no sólo nos pasa a nosotros y que estamos con ganas de mejorar 😊

    • #47662
      pipimat
      Participante

      Hola, voy a intentar resumir..aunque os diré que nuestros problemas son terriblemente parecidos a los vuestros..
      Retos: deberes y estudiar, comidas que no les gustan que son muchas buff,recogida juguetes y orden en casa, la niña de 9 quiere que le ayude y no le ayude a escoger su ropa, el niño de 6 me pega si se frustra, los dientes, los 2 se pelean por sentarse encima de mí…etc
      Soy amable hasta que veo que no funciona y me paso a la firmeza pero no sé ser firme sin caer en el autoritarismo (castigo).
      Positivo amabilidad: buen clima
      Negativo amabilidad: no todo vale, ausencia de límites
      Positivo firmeza: Límites claros. Seguridad. El conductismo funciona
      Negativo firmeza: No cariño, resentimiento, poca flexibilidad?
      Mis herramientas:
      Anti DP: tiempo fuera con el enano cuando me pega, pero no funciona, le crea resentimiento y a mí culpa.Chantaje emocional.
      Pro DP: intentos de conexión, validar sus emociones..Necesita de mucha paciencia por mi parte…
      Un abrazo a todas, compartimos muchas emociones..

    • #47714
      mfeliz
      Miembro

      Hola, me estoy poniendo al día en los post pero parece que ya no tengo mucho que agregar, esta casi todo dicho, que identificada me siento, así que agradecida de estar por aquí. Bueno, aquí va mi lista.
      1 – Retos a las que nos enfrentamos cada día con nuestros hijos:
      – PELEAS ENTRE HERMANOS
      – CELOS
      – FRUSTRACION
      – FALTA DE COMPROMISOS
      – LAS PRISAS
      – POCA COOPERACION
      – POCA ESCUCHA
      – USO EXCESIVO DE PANTALLAS
      – LOS DEBERES
      – LOS TIEMPOS EN EL BAÑO

      2 – Reflexionar sobre si somos firmes o amables en nuestro día a día:
      Depende de la situación, o depende de nuestra emoción, a veces firmes otras amables.

      3 – Resultados positivos de ser única y exclusivamente amable: que se sienten más respetados y menos agobiados. Se mantiene un poco la armonía en las conversaciones o discusiones.
      4 – Resultados negativos de ser única y exclusivamente amable: Que muchas veces no nos toman en serio y piensan que todo se puede dejar pasar.
      5 – Resultados positivos de ser única y exclusivamente firme: Si se puede decir algo, pensamos que tenemos todo controlado todo. Mayor sensación de control.
      6 – Resultados negativos de ser única y exclusivamente firme: no se respeta ni se escucha la opinión de los demás, no vemos otras opciones a soluciones, principalmente las que surgen de los niños. Suprimimos su capacidad resolutiva o de negociar.

      7 – ¿Qué herramientas has utilizado hasta ahora? ¿Han funcionado?:
      Algunas han funcionado, principalmente las que nos ayudan a gestionarnos y poder expresarnos. A veces, principalmente después de mucho repetir y esperar, pues ya vienen los sermones y gritos (ya menos).
      – VALIDAR EMOCIONES
      – ESCUCHAR
      – RESPIRAR
      – CONTAR HASTA 10
      – RETIRARME
      – REPETIR
      – CONSECUENCIAS (algunas NO RELACIONADAS)
      – NORMAS
      – GRITAR
      – SERMONEAR

Mostrando 12 respuestas a los debates
  • Debes estar registrado para responder a este debate.